Lucha Contra La Delincuencia es Tarea de Todos

La lucha contra la delincuencia es un tema pendiente que debe ser abocado con urgencia, día a día encontramos casos de robos, asaltos, secuestros, y casi ningún ciudadano puede decir que nunca haya sufrido el ataque de estos malhechores, pero el tema no debe quedar solo en las manos de la Policía o el Ministerio del Interior, este es un tema que debe ser abordado de manera multisectorial.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el 2010 se halló que 45.5% de la población mayor de 15 años ha sido víctima de algún evento que atentó contra su seguridad, uno de los principales objetivos de CONASEC es reducir a 30% esta cifra.

Uno de los principales puntos débiles en la aplicación del Plan Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia Social es la poca participación de los alcaldes distritales y provinciales en la temática de lucha contra la delincuencia,esto se evidencia al encontrar que la mayoría de autoridades ediles aún no ha cumplido con elaborar un plan de seguridad ciudadana, en una entrevista radial Villar Amiel expresó “Se ha trabajado para lograr un avance significativo y se ha recorrido todas las regiones del país para constatar en cada lugar la puesta en marcha de los planes de seguridad ciudadana, esta disposición se dió para recoger la problemática y agilizar la ejecución de los planes en los lugares que aún no lo han hecho”.

Es por esto que el secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana (Conasec), Roberto Villar Miel expresó la vital importancia que representa el enfoque de las autoridades municipales en este tema, Villar Miel se presentó ante la Comisión Nacional Multipartidaria de Seguridad Ciudadana para presentar los avances, proyectos y problemas, en esta exposición se debatió el frente con la delincuencia que debería existir, articulando a los ciudadanos con el entorno público, “Hay muchos burgomaestres que se están preocupando por el tema, pero todavía falta mayor compromiso, esto se debe resolver de forma conjunta”.

Promover la participación de la sociedad civil en temas de delincuencia es de suma importancia, a nivel local deben organizarse juntas vecinales promovidas por las diferentes municipalidades, con la capacitación y orientación de la Policía Nacional del Perú, en estos casos la tarea más difícil es juntar el trabajo preventivo de las juntas vecinales y el accionar de la Policía, en este momento ya existe una participación de medio millón de personas en juntas vecinales, así también es importante contar con el presupuesto suficiente para combatir la inseguridad, esta tarea es vital ya que los ciudadanos de a pie son los verdaderos conocedores del entorno y la realidad en que viven, estos podrían llegar a revelar información única y de primera mano a las autoridades pertinentes.

Algunas de los avances que se han dado principalmente es el Servicio de Inteligencia Urbana,  que ha logrado la captura de más de 200 delincuentes en Lima, y la pronta implementación de los 30 mil policías que faltan a nivel nacional, esta nueva modalidad de inteligencia la conforman Policías del Escuadrón Verde quienes operan vestidos de civil en las zonas con mayor incidencia policial, también se trabaja en la implementación de 250 comisarías, y otras 300 el próximo año.

El tema de seguridad debe ser una política de Estado, lo cual debería ser evidente siendo el Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, el que preside el Consejo Nacional de Seguridad, este problema no solo debe ser combatido en el ámbito urbano, sino también el rural y el de las poblaciones alejadas donde la autoridad estatal está principalmente basada en los municipios, contemplando también la promoción de la inclusión social, restableciendo el principio de autoridad y recuperando la confianza de la ciudadanía contando con la participación de todas las instituciones públicas.

“En el tiempo al frente de Conasec hemos podido viajar a diversos lugares alejados, observando los problemas de la población en materia de seguridad, estos están referidos en mayor medida a problemas de violencia familar que a delincuencia común, existe un 67% de mujeres agredidas, esto llega a ser más grave que la delincuencia común que se da con mayor incidencia en Lima, por ello nuestro accionar debe ser diferente en cada lugar”.

Así también es necesario reformular las políticas penitenciarias, ya que en muchos casos, este tipo de leyes incrementa la delincuencia al darles beneficios penitenciarios, las penas en otros casos no son acumulativas y no se sanciona con la suficiente severidad a los delincuentes que atentan con la población,por otra parte el problema de la delincuencia no se termina con la sanción de los malhechores, este es solo una etapa, se debe buscar la reinserción a la sociedad de estos criminales, aunque tomando las medidas necesarias, como el seguimiento y control de los delincuentes de alta peligrosidad que salieron en libertad.

Es así cómo podemos luchar activamente desde la sociedad civil, denunciando, tomando fotos, participando en la defensa de los ciudadanos agredidos, así como exigiendo y apoyando las políticas públicas en contra de este mal que afecta a todos por igual.

Fernando Zapata Obando