Sin Salud Mental No Hay Salud

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En los últimos días hemos sido testigos de fuertes crímenes, un padre asesina a su hijo pequeño a golpes porque no lo dejaba dormir, un periodista asesina y descuartiza a su pareja homosexual, un enamorado celoso degüella a su enamorada y luego se suicida, y el último sonado caso de la primera participante del programa el valor de la verdad, secuestrada y asesinada por su ex pareja, la extrema violencia con que son ejecutados estos crímenes evidencia un alto grado de trastorno mental llegando casi a la psicosis, esto nos hace preguntarnos, ¿qué sucede con la salud mental en el Perú?, ¿como hemos podido llegar a este nivel de enfermedad psicológica?, y ¿como es que el común de las personas ya no se sorprende con estos crueles actos?.

Conversando con el director del Instituto Gestalt en Lima, el Dr. Manuel Saravia, nos dio algunas luces sobre el tema “Estamos en la era de los trabajólicos, el ausentismo de los padres, en el Perú hay más separaciones, más divorcios, más impulsividad, más gente a la defensiva, un 20% con depresión, otro 20% con ansiedad, 500.000 drogadictos, hay muchas personas con trastornos fuertes de personalidad, psicópatas que roban, estafan, mienten, matan, nos estamos acostumbrando a ser menos sensibles, es increíble que el 60% de los homicidios esté en manos de un familiar o amigo, y sólo el 40% en manos de los delincuentes”.

Podemos decir entonces que tenemos un peligro latente en nuestra casa con nuestros familiares, amigos y seres queridos en general, uno de los casos más sonados es el del asesinato de Ruth Thalía Sayan Sánchez, la participante del programa del Valor de La Verdad, quien fue secuestrada y asesinada por su ex pareja Bryan Romero, podrían existir muchas razones que expliquen este trastorno que llevó a la muerte de la joven, la pobreza, los celos, el stress por ser figura mediática, las burlas de compañeros, el cyber bullying desatado en las redes, entre otras tantas razones psicológicas.

“Lo que este sujeto intenta es justificar, mentir, manipular, ensayar diferentes versiones, esto demuestra un grado de psicosis, los psicópatas pueden llegar a ser despiadados, y aunque acá principalmente al parecer el móvil era el robo del dinero, se puede entrever un caso de feminicidio, ya que en estos casos el asesino tiene una relación de pareja, o ex pareja como en este caso con la víctima, evidentemente se encuentra en un estado de trastorno mental, además existe un problema con las familia de la víctima, esta se encuentra en un punto ciego, sin conocer aspectos de la vida de sus hijos, lo que evidencia una falta de comunicación. y una falta de orientación” explicó el psicoanalista.

Según datos expuestos por la Organización Mundial de Salud (OMS), a nivel mundial existen alrededor 450 millones de personas que experimentan problemas mentales, estos desórdenes llegan a constituir 5 de las 10 principales causas de discapacidad, en Lima las personas tocadas por este mal llegan a la alarmante cifra de 30% de la población, y peor aún de cada 10 personas con este problema solo 2 reciben el tratamiento necesario.

La pobreza es uno de los principales factores que interactúan en la salud mental, convirtiéndola en círculo vicioso, ya que una persona con estos trastornos se ve afectado también económicamente al no ser totalmente productivo debido a su discapacidad “Este problema de salud mental tiene que ver mucho que ver con la pobreza, personas que no tienen ni para comer, menos tendrán para un medicamento, un psicólogo, y menos para un psiquiatra, una familia que vive en hacinamiento está expuesta a muchas cosas, las instituciones del estado no cuentan con suficientes profesionales para atender toda la demanda que existe en salud mental” explicó el Dr. Saravia.

La violencia contra mujeres y niñas es uno de los indicadores más evidentes de cuan desatendida esta la salud mental en el Perú, en un reciente estudio multicéntrico de OMS, que se llevó a cabo en diez países, con 12 lugares estudiados, se encontró que las mujeres cusqueñas eran las segundas más maltratadas del mundo, después de las de Etiopía, al encontrar esta alarmante cifra, las municipalidades concluyeron que el certificado de salud mental debía ser requisito para contraer matrimonio civil, esta medida busca frenar la alta tasa de feminicidios existentes en nuestro país, y forzar la búsqueda de ayuda para los afectados por algún trastorno psicológico.

Otro dato interesante es el encontrado en Ayacucho, al parecer un 50% de la población presenta síntomas de depresión y alcoholismo, esto en su mayoría se presenta en personas que sufrieron directa o indirectamente los estragos del terrorismo siendo nuestro país un país convulsionado por violencia política hasta el día de hoy, es incomprensible cómo es que menos del 1% del gasto destinado a salud, se destina a la salud mental,.

“Lamentablemente si la salud en el Perú fuera un tren, la salud sería el último vagón, tampoco es que no se esté haciendo nada, solo que lo que se esta haciendo es insuficiente, no es sólo parte de un actor social, sino de varios sectores, debe trabajar el Minsa, el Ministerio de La Mujer, Ministerio de Educación, para crear programas que funcionen, existen esfuerzos pero muy aislados, debe crearse un plan que junte a los diferentes actores sociales”.

La situación como podemos apreciar es crítica, en el último informe publicado por la defensoría del pueblo, el cual incluyó la supervisión de 19 establecimientos de salud ubicados en 15 regiones del país. Se comprobó que sólo el 8% del total de los hospitales del Ministerio de Salud (MINSA) brinda hospitalización por problemas de salud mental.

Así también, hay un déficit de centros de asistencia de este tipo, pues la sierra y la selva sólo tienen el 23% y 10%, respectivamente, del total de los locales de asistencia mental que existen en el Perú a diferencia de la costa que cuenta con el 67%  de estos establecimientos; según se detalla en dicho documento.

Aparte se comprobó que para la mayoría de las Direcciones Regionales de Salud, la salud mental no es un asunto de vital importancia debido a que no sólo le asignan un escaso presupuesto, sino que han dejado de lado la reestructuración de los servicios de salud, así entendemos como los trastornos mentales, en especial la depresión y la ansiedad son problemas bastante serios en cuestión de salud pública en todo el Perú, siendo las personas de escasos recursos las más vulnerables, por lo que las iniciativas deben ir dirigidas con mayor énfasis a este sector.

Fernando Zapata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: